martes, 16 de julio de 2013

Burned - Capítulo 6: El último esfuerzo de Spencer para hacer novillos


Traducido por: Daniela
Corregido por: Brahms Op. 77

        La mañana siguiente, Spencer y su compañera de cuarto, Kirsten Cullen, salieron de su habitación y se dirigieron hacia los elevadores. El aire olía permanentemente a shampoo de los baños de las personas; tocino, huevos, y a café del restaurante; y a bloqueador solar. El cielo turquesa y el mar azul marino se avecinaban imponentes afuera de las enormes ventanas al final del pasillo y los muros del pasillo estaban empapelados con volantes recordándole a todos que se registren para el show de talentos del fin-del-crucero. Spencer hizo una nota mental para anotar su rutina de hula más tarde ese día.

        Kirsten estiró sus brazos sobre su cabeza y se quejó. -Estoy tan celosa de ti por no marearte anoche. Estoy exhausta. ¡Ni se siquiera si podré bucear hoy!
        Spencer le dio un codazo juguetonamente. -Estamos en el mar. ¿Dónde crees que vamos a bucear? -Las dos iban a tomar buceo, el cual contenía una clase para crédito, y se dirigían a su primera lección, la cual tomaba lugar en uno de los centros de fitness. Spencer estaba encantada de que la hayan puesto con Kirsten, especialmente al oír sobre las compañeras de sus amigas. Compañeras de Hockey de pasto por años, ella y Kirsten ya habían sido compañeras de cuarto cuando viajaban a los juegos en otros estados.
        -Esto es solo para conocernos, todos se probaran el equipamiento y darán unos tips de seguridad en el agua -Spencer añadió sabiamente-. He estado en muchas cosas así antes. -Spencer había sacado un certificado de buceo a los catorce; probablemente podría escribir un libro de seguridad para bucear.
        Luego de bajarse en la cubierta superior, pasaron uno de los restaurantes, el cual rebosaba de chicos cargando sus platos en la línea de buffet, chicas susurrando en las mesas y gente coqueteando y chismeando cerca de la barra de espresso. Luego Spencer espió la alta y recta espalda de alguien frente al acuario gigante, y suprimió un quejido de nervios.
        -¿Reefer? -llamó, su voz solo tuvo un gallito.
        Reefer se dio vuelta. Toda su cara se iluminó cuando él la vio. Esta era la primera vez que se veían en el barco. Habían tratado de conectarse ayer, pero, como Kirsten, Reefer había pasado la tarde en su habitación, mareado. -¿Te puedo acompañar hasta tu clase de buceo? -Reefer preguntó, un poco tímido.
        -Claro -Spencer dijo, tratando de simular su sonrisa. Miró a Kirsten para ver si eso estaba bien, pero Kirsten se había ido discretamente.
        -Oh, y sorpresa. -Reefer sacó un smoothie desde detrás de su espalda-. Es para ti. Es banana-papaya.
        -Mi favorito -Spencer suspiró, emocionada de que él se acordara. Ella había mencionado que le gustaban esos sabores una vez al teléfono.
        Sus manos se tocaron cuando ella tomó el smoothie de su brazo. Un escalofrío subió por la espina dorsal de Spencer. Echó un vistazo a la cara de Reefer, mirando su esculpida mandíbula y sus ojos color ámbar. Esta era la primera vez que ella lo veía desde Princeton—desde que se había dado cuenta de que le gustaba. ¿Cómo podía no recordar sus fuertes hombros, o lo rosados y besables que eran sus labios? ¿Por qué no había tomado nota de las lindas pecas en sus mejillas? Incluso sus rastas, sus harapientas zapatillas de cáñamo y su gigante remera teñida de repente eran adorables.
        Puso un mechón de pelo tras su oreja, sintiendo cómo se enrojecía la parte de atrás de su cuello. -Um, ¿cómo te sientes? -dijo, de repente necesitaba tapar el silencio-. -Debes haber estado triste por perderte la fiesta de bienvenida. -Ella casi se sintió tentada de llamar a su puerta con un vaso de Ginger Ale y dramamine[1], pero se preocupó de que eso parecería muy apresurado.
        -Eh, está bien. -Reefer dijo, mirando por el pasillo hacia la clase de buceo-. - Vi películas en pay-per-view. ¿Tú te enfermaste? Esas olas eran bastante violentas.
        Spencer negó con la cabeza. -Nunca me he mareado en el mar. Estoy acostumbrada a los botes.
        - Afortunada. -Reefer suspiró-. ¿Has buceado por mucho tiempo?
        Spencer asintió -Fui certificada un par de años atrás. Espero poder ir a bucear en privado, sin el resto del grupo. En realidad no me gusta bucear alrededor de mucha gente.
        Reefer sostuvo la puerta hacia la escalera abierta para ella. -¿Te molestaría algo de compañía? Digo, solo me certificaron el año pasado pero soy un aprendiz rápido, lo juro. Y apuesto a que eres una genial guía turística.
        Spencer puso un dedo en su boca, tímidamente pretendiendo analizar la oferta. -¿Pero si yo quería que esos buceos fueran en privado? ¿Qué obtengo a cambio de llevarte conmigo?
        Reefer se detuvo en la escalera, sus ojos brillaban alegremente. -¿Qué tal mi más apreciada polera del concierto de Grateful Dead de 1977?
        Spencer lo miró escépticamente. -¿La que compraste en eBay que aun huele a marihuana luego de tantas lavadas? No gracias.
        -¡No huele a marihuana! -Reefer se urgió- Huele bien. La uso siempre para ir a la escuela y nadie me cuestiona, lo juro.
        Spencer secretamente se sentía emocionada en cuanto a la idea de usar una remera que Reefer también haya usado. Parecía tan... de novios.
        En eso, llegaron a la puerta del Gimnasio Caballito de Mar, el sitio de la primera clase de buceo. Máquinas elípticas, escaladoras y cintas para correr alineaban la pared, y cerca de unas treinta sillas plegables estaban puestas en las alfombras. Kirsten estaba en la fila de enfrente, limándose las uñas. Unos cuantos chicos tomaron café y roscas desde una bandeja en la parte de atrás. Tim, el instructor que Spencer había conocido en la Feria de Actividades el día anterior, estaba de pie junto un par de cajas de cartón, removiendo tanques de oxígeno y trajes de buzo.
        Spencer miró a Reefer otra vez, sintiendo una pequeña avalancha de emoción. Reefer también le estaba sonriendo.
        Luego de repente se sintió fascinada con una maravillosa idea. Tocó el brazo de Reefer. -Saltemos.
        Los ojos de Reefer se expandieron -¿La clase?
        -Ambos ya sabemos cómo bucear. ¿Por qué no?
        Reefer puso su mano sobre su boca, simulando asombro. -¿No eres tú la chica que obtuvo el premio a la Asistencia Perfecta cada año?
        Spencer se encogió de hombros. -Estoy de vacaciones. -Ya se lo imaginaba: tomar la mano de Reefer y llevarlo hacia una de las estancias de más abajo, las cuales probablemente estaban vacías a esta hora de la mañana, y sentarse en una butaca del fondo. Chismearían sobre la gente del barco, planearían salidas para después de bucear, y luego sus cabezas se acercarían y luego...
        - ¿Raif?
        Vino de alguien al interior de la sala. Reefer se dio vuelta. Sus cejas se levantaron y pasó por la puerta.
        - ¡Si eres tú! -Una chica gritó de alegría-. ¡Oh dios mío!
        -¡Wow! -Reefer dijo. Y luego él la estaba abrazando. Abrazándola de verdad. Spencer se quedó de pie en la entrada, sintiéndose como un juguete olvidado que fue tirado por la ventana del auto.
        Aclaró su garganta un poco más fuerte de lo que pretendía, y Reefer se separó, sus dreadlocks rebotaban. -Oh, Spencer. Lo siento. Ella es—
        -Naomi, -Spencer dijo, mirando a la chica que había aparecido a la vista. Ella miró altanera y amenazadoramente a Spencer.
        - Hola, Spencer -Naomi dijo. -¿También tomarás buceo?
        -Uh, sí. -Spencer murmuró, mirando los dedos de Naomi, los cuales estaban rozando los de Reefer. Miró a la puerta, considerando saltar la clase sin él.
        Pero de repente, no parecía una idea muy divertida para nada.






[1] droga para calmar las náuseas


7 comentarios:

  1. Yeeeeeeeeeeey! Buena forma de terminar el feriado :D Gracias!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. para amortiguar el golpe de que mañana hay clases ^^

      De nada! :)

      Eliminar
  2. Ahora si Naomi se ve realmente sospechosa... esto se pone mejor

    ResponderEliminar
  3. boaa, encima que Spencer no se enamora seguido viene esta zorrita enemiga de Hanna -.- Pero igual ansiaba leer Spencer y Reefer :) Now fight! :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. esperemos que A no se interponga, se ve interesante que Spencer anda con alguien tan como... Reefer :D

      Eliminar
  4. Woooooooooooooooooow ya no puedo esperar para el sig. capituloL___________________L

    G R A C I A S<3 enserio mil gracias,haces un excelente trabajo traduciendo,te mando un beso:* Saludos:)

    ResponderEliminar

Los comentarios pasan por moderación así que no aparecen de inmediato :) (Para evitar spam y/o spoilers)

Recuerda suscribirte a tu comentario para recibir una notificación cuando alguien responde :)