jueves, 12 de diciembre de 2013

Crushed - Capítulo 12: Besar y contar

Traducido por: Gabriela.
Corregido por: Brayan, Maite, Daniela

            El lunes Aria se paró en el gimnasio de Rosewood Day. Las gradas habían sido plegadas para hacer más espacio en la cancha de baloncesto, el aire olía como zapatillas de caucho, y una luz intermitente en las vigas estaba haciendo su mayor esfuerzo para romper su concentración. Las seis chicas del comité de decoración, todas con liso y largo cabello, perfectamente tonificados cuerpos, y sandalias planas de Tory Burch a juego, se encontraban de pie en un círculo alrededor de ella, esperando instrucciones. Aria sabía que debería emocionada por estar mandando a las típicas Rosewoods, pero en cambio ella solo se sentía nerviosa.

            - Um, bien, el tema es La noche estrellada - Dijo Aria con voz temblorosa, sosteniendo una gran fotografía de la pintura de Van Gogh de un libro de la biblioteca. Solamente sostenerla, apuntar hacia ella, la hacía sentir como una mujer marcada. Ella estaba segura que todas las chicas podían saber exactamente lo que estaba escondido en su armario—Y exactamente lo que ella había hecho.

            Ella tosió y continuó. - Entonces, voy a contratar una compañía que se especializa en esculturas de papel maché para que hagan algunas lunas y estrellas gigantes para nosotros—como tenemos que hacer esto para el final de la semana, necesitaremos ayuda externa - Esa era una de las cosas buenas acerca de Rosewood Day: Ellos tenían un gran presupuesto para decoraciones. - También he llamado a una compañía que tiñe manteles personalizados y que incluso puede hacer interesantes cobertores para las sillas. Pero nosotras siete definitivamente deberíamos pintar al menos uno de los murales. Pero, um, yo estaba pensando La noche café [1]mejor. Es mucho más romántica, ¿no lo creen?

            Una chica rubia de nariz puntiaguda llamada Tara levantó su mano. - Um, el tema es La noche estrellada por una razón - Dijo con una arrogante voz nasal, mirando de reojo burlonamente a las botas altas de cuerina de Aria.

            Las otras chicas murmuraron su aprobación.

            - Um, supongo que ese es un punto - Aria murmuró, a pesar de que la idea de pintar un mural de La noche estrellada la hacía ponerse nerviosa. Era como si tuviera una gran diana en su frente que dijera, ¡Hey, policías! ¿Quieren saber porqué conozco esta pintura tan bien? ¡Tengo la versión de práctica en mi armario!

            Por encima de la sugerencia de Spencer, ella había movido la pintura hasta el fondo de su armario, debajo de una caja de unos viejos sweaters. Su mamá había tocado la puerta mientras Aria estaba terminando.


            - ¿Qué estás haciendo? -  Ella preguntó, irrumpiendo en su habitación, justo como siempre lo hacía.

            - ¡No entres! - Aria chilló antes de que pudiera detenerse a sí misma. - ¡Estoy limpiando!-

            Ella se detuvo en la entrada. - Aria Montgomery, ¿Limpiando? Yo había pensado que nunca vería ese día. - Ella lanzó algo a la habitación. - Esto llegó para ti hoy.

            Era una carta con la dirección de Aria en el frente, nada más. Por una fracción de segundo, Aria temió que A le hubiera escrito otra vez, pero cuando la abrió, era una invitación para un entrenamiento de arte en Holanda el próximo año. Lo que sería asombroso… Excepto que Aria nunca podría irse muy lejos de Noel. Ella lo tiró dentro de su cajón, y luego se quedó mirando a la figura de su madre desapareciendo por el pasillo. Que desastre.  No solo sus amigas eran culpables por asociación, ¿sino que también lo era su mamá? ¿Y si los policías venían por la pintura y no le creían a Ella que no sabía que estaba allí?

            Y, ¿cómo diablos había entrado alguien a la casa? No había signos de una entrada forzada, lo que significaba que quien quiera que hubiera entrado tenía una llave. Byron y Meredith tenían una llave de repuesto. Spencer tenía una llave de la época en la que había alimentado a Polo mientras la familia estaba lejos. La señora de la limpieza tenía una llave también.

            Y también la tenía Noel.

            Por supuesto que eso no significaba que Noel fuera A. Aunque ella podía oír a las voces de las otras chicas en su mente: Pregúntale a Noel dónde estaba el día en que encontraste la pintura en tu armario. Sí era raro que Noel hubiera llegado tarde a su clase de edición del periódico. Aria le había preguntado dónde había estado, pero él no le había dado una respuesta firme. ¿Y qué hay acerca del collar de Tabitha, que Noel supuestamente había “encontrado” en la playa St.Martin? Dirían sus amigas. Con un poco de investigación, Noel podía haber averiguado quién era GrahamÉl había estado por todo el sitio de memorial de Tabitha. O si él estaba en contacto con Ali, ¡ella le podría haber dicho todo, ya que Ali y Tabitha habían sido amigas!

            Aria cerró sus ojos. Solo la idea de que Noel había sido amigo de “Courtney”— también conocida como la Verdadera Ali— le daba escalofríos. Había un montón de cosas acerca del retorno de “Courtney” a Rosewood que ella había intentado con fuerza olvidar, y Noel involucrándose  con ella era una. Si parecía una extraña coincidencia que ellos hubiesen estado en un grupo de apoyo juntos, y que Noel había alentado realmente a Aria para que le diera a “Courtney” una oportunidad. ¿Y si él había sabido que ella era la verdadera Ali todo el tiempo y la estaba ayudando con su plan?

            - ¡Tierra a Aria! - llamó una voz nasal de la esquina. Aria se recuperó de sus pensamientos y parpadeó. Las chicas del comité rieron.

            Ella forzó una sonrisa, murmurando algo acerca de recrear las pinturas de Van Gogh en grandes lienzos usando un proyector. Las chicas se encogieron de hombros y comenzaron a trabajar, reuniendo materiales y encontrando copias de las pinturas online. De repente sintiéndose exhausta, Aria se dejó caer en una silla reclinable en la esquina y dejo salir un suspiro. Sus palmas estaban temblando. Su cabeza se sentía borrosa. Ella estaba perdiendo la compostura. Noel no podía ser A en absoluto— Él era su novio. Él no sabía que Courtney era la Verdadera Ali. Él no podía hacerle eso a ella. Fin de la historia.

            En ese justo momento, dos fuertes brazos la envolvieron alrededor de su cintura. - Eres una mentirosa - Noel gruñó en el lugar entre su cuello y hombro.

            Aria se puso rígida. - ¿Q-Qué?

            Noel la levantó y la hizo girar a su alrededor. - Me dijiste que necesitabas un aventón a tu casa, pero luego vi tu carro en el aparcamiento de los estudiantes… ¡y te encontré aquí! -  Él agarró su brazo y le dio una mirada sucia al retrato de Van Gogh en la computadora de Aria. - ¿Estas engañándome con Vincent Van Gogh?-

            -¿Qué? ¡No! - Aria casi chilló, sus mejillas ruborizándose por la palabra engañar.

            - Ya lo sé - Noel le dio a Aria una mirada loca. - Solo estoy bromeando.

            Aria sintió su corazón desacelerar. – L-lo siento - ella tartamudeó - Me olvidé de la reunión de decoración.

            - Esta bien - Noel acarició su cuello. - No querría que te perdieras esto - Entonces le tocó sus manos – Entonces estas feliz con esto del trabajo, ¿correcto?

            Aria miró de reojo a las chicas del comité, quienes estaban ahora emparejando los lienzos para la pintura. - Ahá - Ella murmuró, tratando de sonar sincera.

            Noel ladeó su cabeza. - Eso no sonó muy convincente.

            La cabeza de Aria se sentía sucia. Ella miró a Noel, y avanzó hacia el pasillo. - Necesito preguntarte algo - Después de un momento, Noel la siguió.

            Los recientemente trapeados pisos brillaban y olían como limón. Afuera de las ventanas de-piso-a-techo, Aria juró haber visto a alguien agacharse detrás del edificio de periodismo. Ella miró fijamente afuera, con el corazón en la garganta. Nadie apareció.

            Luego enfrentó a Noel, quien olía como a colonia y lucía adorable en su sudadera de Lacrosse de Rosewood Day. - Tú llegaste tarde a clase el día que anunciaron que yo iba a ser la decoradora.

            La expresión de Noel se endureció. - ¿Y?

            ¿Estaba actuando a la defensiva? ¿Culpable? Aria frotó una mancha imaginaria en el suelo con su pie, buscando cómo hacer la pregunta. ¿Dónde estabas? era demasiado desconfiado; podría empeorar las cosas. En lugar de ello se encontró a sí misma soltando abruptamente - ¿Alguna vez piensas en Ali? ¿En las dos Alis?

            Noel parpadeó. - ¿A qué te refieres?

            - Bueno, también te afectó. Tú eras amigo de ella—de ellas. ¿Alguna vez… no sé, sospechaste algo después de que Courtney y Ali cambiaron de lugares? ¿Qué tal cuando la verdadera Ali regresó a Rosewood después de que Ian Thomas muriera?

            Un músculo encima del ojo de Noel tiritó. - Yo…- Su voz se apagó, parecía totalmente nervioso. - ¿Porqué me estás preguntando estas cosas?

            Aria tragó saliva y miró a través del pasillo hacia el salón de química. Alguien había puesto una margarita en un mechero. – Simplemente he estado pensando en Ali y Courtney últimamente, eso es todo. En realidad, en ti y Ali—La verdadera Ali. Tú sabes, ese momento en el que tú la besaste en el baile de San Valentín.

            Noel dio un paso atrás, sus zapatos chirriando en el suelo pulido. - Esa es una manera extraña de decirlo. Ali me besó, ¿recuerdas?

            Aria presionó sus labios juntos y no dijo nada.

            Noel hizo un sonido en el fondo de su garganta. - ¿No hemos ya pasado por esto?, ella, como que, se lanzó hacia mí.

            Aria se picó las uñas. - Lo sé, pero tú eras tan amable con ella. Seguías insistiendo en que le diera una oportunidad. Tú estabas en su grupo de apoyo. Tu…-

            La boca de Noel se abrió. - ¿Me estas preguntando si me gustaba? Si yo, no sé,  ¿sabía?
           
            Aria lo miró fijamente. - Tal vez. Si.

            Al fondo, un montón de chicos de la banda pasaron, riendo, y empujándose. Noel parpadeó. Se rascó su oreja. Pero no respondió la pregunta. Todo el cuerpo de Aria se sentía irritable. Parecía que Noel estaba buscando la forma de decir algo. Pero si tenía una única, simple y honesta respuesta, ¿por qué no podría simplemente decirla?

            Noel tintineó sus llaves en su bolsillo. - No sé de donde viene esto tan de repente. O cómo se relaciona con ser la decoradora.- Finalmente dijo él

            - Solo responde la pregunta - Dijo Aria - Necesito que me digas que no te gustaba en ese momento.

            - No me gustaba – La expresión irritada de Noel se derritió de su cara, y él tomó gentilmente sus manos, - Me gustabas tú, y yo nunca te engañaría, ni siquiera con Courtney o Ali o quien sea que haya sido. Estaba horrorizado cuando ella me besó. Y cuando descubrí que todo era para manipularte para que fueras con ella a Poconos… - El cerró sus ojos e hizo una mueca. - Es demasiado horrible pensar en ello.

            - Está bien, está bien - Dijo Aria. Pero la sensación de picor no se iba. Se sentía como si Noel casi estuviera siendo demasiado melodramático, como si estuviera actuando o algo. Pero, ¿ella solo estaba pensando eso porque Spencer y las otras habían plantado la sospecha en su mente?

            Ella se soltó de Noel y se giró hacia la puerta. - Necesito algo de aire - Tal vez era por discutir el regreso de la Verdadera Ali,  tal vez era el pánico que había sentido cuando pensó que Noel estaba mintiendo, pero se sentía como si no pudiera respirar.

            Noel tuvo el buen juicio de no seguirla afuera. Una llovizna estaba cayendo, y el fuerte olor del pasto le hacía cosquillas en las fosas nasales. Mientras escalaba la pendiente, ella vio el Subaru marrón de su familia aparecer en la distancia. Incluso desde abajo de la cuesta, ella podía decir que había algo atorado debajo del parabrisas. Parecía una nota.

Aria comenzó a correr. Ella tiró la impresión, que se había empapado por la llovizna, de debajo del limpiaparabrisas, y lo miró fijamente, sus dedos temblando. Era otro artículo del periódico. Investigación de Apreciada Pintura de Estudio de Van Gogh Reabierta.

Aria inhaló profundamente. Allí estaba la pintura de práctica La noche Estrellada. Ella escaneó el texto. El estudio de Van Gogh de valor incalculable del Baron Brennan sigue desaparecido, y las autoridades han reabierto el caso después de que uno de los sospechosos desapareciera. Nueva evidencia sugiere que dos personas estuvieron involucradas en el robo, no una. Criminólogos están siguiendo los detalles, incluyendo una pista anónima…

            El papel revoloteó de los dedos de Aria. En la parte de atrás del artículo se encontraba una carta escrita a mano. La caligrafía era la misma que la de la nota del otro día. Aria leyó las palabras, y luego descansó su cabeza en el capó del carro, de repente sintiéndose débil.


Estrellita, Estrellita,
La primera estrella que veo esta noche,
Yo quisiera poder, yo quisiera pudiera,
Tener a la policía capturando a Aria sin una pelea.
Con amor, A.







[1] Otra obra de Van Gogh “The Night Café”

Capítulo 11 | Capítulo 13

2 comentarios:

  1. me encantaaaaa :) cuando subes el próximo cap.??
    soy adicta :3 saludos desde venezuela

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entre navidad y año nuevo espero avanzar, mis profes son tan considerados que me llenan de trabajos y pruebas estas semanas <3 haha :(
      Saludos

      Eliminar

Los comentarios pasan por moderación así que no aparecen de inmediato :) (Para evitar spam y/o spoilers)

Recuerda suscribirte a tu comentario para recibir una notificación cuando alguien responde :)