viernes, 24 de mayo de 2013

Stunning - Capítulo 25: Secretos, abierto y cerrado



El anochecer estaba cayendo, Aria se detuvo en el camino circular de entrada a la casa de Noel y apagó el motor. La casa estaba a oscuras, con sólo una de las luces del pórtico iluminado. Revisó el texto en su teléfono otra vez. Ven a las seis, Noel había dicho—y eran las seis en punto.

Salió del coche y se dirigió hacia la puerta, con cuidado de caer en sus tacones altos. Después de esto ella iría al baile de recaudación de fondos del Sr. Marin, un evento que ella y Noel se suponía asistirían juntos. Obviamente, eso fue cancelado. Aria no sabía si Noel estaba planeando ir de todas maneras. Una gran cantidad de chicos de Rosewood Day estarían allí, después de todo.

Sonaron pasos desde el interior después de que sonó la campana. Noel abrió la puerta tranquilamente, sin mirarla a los ojos. Aria se quedo casi sin aliento por su apariencia. Tenía la cara hinchada y roja, con los ojos inyectados en sangre. Su cabello parecía que no había sido lavado por la mañana, y él tenía la mirada agotada, los párpados pesados de alguien que no había dormido.

"Tengo todas tus cosas juntas", dijo Noel inexpresivo, volviéndose y dirigiéndose hacia el estudio. Aria lo siguió. La casa estaba inusualmente tranquila y quieta, sin los televisores a todo volumen o la música sonando o Patrice tarareando alegremente en la cocina.

"¿Dónde está todo el mundo?" Preguntó.

Noel olfateó, caminando rígidamente a una caja de cartón que estaba ubicada en el sofá. "Mi mamá fue a esa recaudación de fondos. Mi papá esta...en alguna parte." Él la miró. "¿Por qué te importa, de todos modos?"

Aria se estremeció. Era raro ver a Noel enojado, sobre todo con ella. "Sólo estaba intentando conversar," dijo tímidamente. Cogió la caja y la levantó en sus brazos. "Voy a irme, ¿de acuerdo?"

"Eso es probablemente una buena idea," gruñó Noel.

Pero luego el tocio torpemente. Aria se dio la vuelta y se encontró con su mirada. Ella lo miró fijamente durante un largo rato, tratando de transmitir que la ruptura era la única forma en que podía hacer las cosas bien.

Noel miró hacia otro lado. "Te acompaño afuera", dijo, dirigiéndose abajo. Mantuvo la puerta abierta para ella y Aria murmuró adiós y se escabulló. Cuando salió del porche, la caja se deslizó de sus manos y se derramó en el camino de ladrillos. Ella se apresuró a recoger los CDs derramados, libros y camisetas, y luego sintió una mano en su brazo.

"Aquí." Noel se inclinó, suavizando su voz. "Yo lo recojo."

Aria le permitió recoger sus cosas y cargarlas de nuevo en caja. Cuando se levantó, vio que algo se movía en la parte trasera de la propiedad de los Kahn. Alguien estaba merodeando por la casa de huéspedes. Al principio, ella temía que fuera A, pero luego un haz de luz calló en el alto peinado de la figura rubia, vestido de volantes y tacones.

La figura se volvió a la luz, revelando su rostro. Aria se puso tensa. No era la señora Kahn...era el padre de Noel. Disfrazado. En casa.

Aria abrió la boca antes de que pudiera detenerse y, como en cámara lenta, vio la cabeza de Noel girar en la dirección que ella miraba. "¡No!", Gritó, lanzándose delante de Noel para obstruir su visión.

"¿Qué estás haciendo?" Preguntó Noel.

"Um, yo estaba..." Aria miró por encima del hombro. El Sr. Kahn se había ido. "Yo, um, creí ver un murciélago por tu cabeza."

Noel la miró como si estuviera loca. Unos largos y tensos segundos pasaron. Encogiéndose de hombros, él ayudó a poner las cosas de Aria en la parte trasera de su coche y luego se volvió hacia la casa. Al mismo tiempo, la puerta se abrió. El Sr. Kahn había conseguido pasar a través de la casa y de la puerta principal, y ahora estaba en el pórtico con su lápiz labial y en vestido. Se quedó boquiabierto viendo a Noel, y luego a Aria. La sangre se drenó de su rostro.

"P-Papá," tartamudeó Noel.

"Oh," graznó, con una voz ronca y profunda. "Yo-Yo pensaba que no había nadie en casa."

El Sr. Kahn se dio media vuelta y se dirigió hacia la casa. Aria se cubrió la cara con las manos. Pero, sorprendentemente, Noel no hacía ningún ruido en absoluto. No había gritos de asombro, no se volvió loco violentamente, nada. Ella lo miró fijamente a través de sus dedos. En lugar de mirar a la puerta principal, que el Sr. Kahn acababa de pasar, estaba mirándola a ella.

"Tú me cerraste el camino", dijo. "Estabas tratando de impedirme ver a mi padre, ¿no es así?"

Aria cambió su peso. "Bueno, sí."

Noel la estudió por un largo tiempo. Sus ojos se abrieron. "Lo sabías, ¿no? quiero decir, antes de ahora... Tú sabías que mi papá se viste de...eso.  Y tú pensaste que yo no sabía. Tú lo ocultabas de mí. "

Aria sintió que el calor se metió en sus mejillas. "¡No fue así!" Exclamó. Luego dio un paso atrás. "Espera. ¿Lo sabías? "

"Bueno, sí. Yo he sabido por años." Los ojos de Noel ardieron. "¿Por cuánto tiempo lo has sabido ?"

El mentón de Aria tembló. "Sólo unos pocos días. Vi a tu padre en Fresh Fields la semana pasada. Tenía miedo de decírtelo”.

"¿Así que decidiste romper conmigo en su lugar?" la Boca de Noel se estrecho, y sus ojos se veían salvajes. "¿O hay otra razón misteriosa por la que lo hiciste?"

"¡Por supuesto que no!" Aria protestó. "¡Por favor, cálmate! Podemos hablar de esto, ¿no es así?"

De repente, ella se llenó de esperanza. Tal vez había algo positivo en esto. Si Noel ya sabía de su padre, si esto no era una gran revelación arruinadora, estremecedora, nada tenía A contra ella. Era sólo un engaño. "He cambiado de opinión. Estaba confundida. Quiero permanecer junto a ti”.

Noel soltó una carcajada siniestra, del tipo que Aria no había oído nunca. "Este tren ya ha salido de la estación. Sabía que tenías algo en mente, Aria. Te pregunté un millón de veces, y me dijiste que estabas bien. Hace apenas unos días te rogué que seas honesta conmigo acerca de todo, ¿y tu mentiste?"

"¡Tu mentiste, también!", Dijo Aria, agarrándose a un clavo ardiendo. "¡Nunca me dijiste que tu padre... tu sabes!"

Los ojos de Noel se estrecharon, como si no le gustara especialmente este cambio de rumbo. "Nunca me lo preguntaste. Y, para que conste, yo te lo iba a decir. Yo simplemente no quería hacerlo cuando estuviéramos en mi casa, y últimamente has parecido estar tan distraída, y..." Se detuvo, su boca se abrió de golpe. "¿Crees que es extraño? ¿Por eso es que rompiste conmigo? "

"¡Noel, no!" Aria gritó, agarrando sus manos.

Noel se alejó de ella, con una horrible expresión de ira en su cara. "Y yo que pensaba que eras de mente abierta." Se dio la vuelta y volvió a entrar, cerrando la puerta con tanta fuerza que la casa se sacudió. Luego siguió un silencio horrible.

Aria se miró las manos temblorosas, cuestionando si lo que acababa de ocurrir era real. Esperó que Noel vuelva, pero no lo hizo. ¿Cómo había sucedido esto? Pensó que había hecho lo correcto, cuando solo había hecho las cosas un millón de veces peores.

Y entonces cayó en la cuenta: Tal vez A había querido quelas cosas salgan de esta manera. Tal vez A había sabido que el travestismo del Sr. Kahn era un secreto a voces desde el principio, pero la llevó a creer que iba a destruir la familia de Noel. Después de todo, lo único peor que A arruinando una relación, era Aria saboteándola por cuenta propia.


Traducido por: Eve
Corregido por: Daniela

1 comentario:

  1. AHHH! Esa A es una bitch!!!
    Me encanta la historia, gracias por traducir :D

    ResponderEliminar

Los comentarios pasan por moderación así que no aparecen de inmediato :) (Para evitar spam y/o spoilers)

Recuerda suscribirte a tu comentario para recibir una notificación cuando alguien responde :)